Mosca de la aceituna

La mosca de la aceituna

La mosca de la aceituna (Catrocera oleae) es la plaga mas importante del olivar.

El Momento de la picadura y la severidad de esta dependen de factores climáticos, meteorológicos, de la biología del insecto y de la sensibilidad de cada variedad.

A pesar que en las zonas litorales podemos encontrar todo el año, normalmente los primeros aparecen en primavera. Los adultos pueden recorrer grandes distancias y ponen huevos en la piel de la aceituna a través de una pequeña incisión, visible al ojo, que cambia a color ocre al cabo de pocos días dejando una marca característica. La larva, al salir del huevo, se alimenta de la pulpa de la aceituna formando galerias. En el último estadio, la larva, justo antes de hacer la pupa, hace un agujero de salida en la aceituna, de donde emerge como adulta. Así, a medida que avanza el otoño, en última generación, las larvas salen de la aceituna para hacer pupas enterradas para pasar el invierno.

Los daños directos, los provocan las larvas dentro de la aceituna, donde son capaces de comer entre un 10 y un 30 por ciento de su peso. Como consecuéncia de este daño, las aceitunas cael del arbol con mas facilidad, lo que produce pérdidas de cosecha y de producción de aceite.

Los daños indirectos son mas graves, ya que hongos y bacterias proliferan dentro de las galerias y descomponen la pulpa, lo que deteriora las características químicas y organolépticas del aceite que se obtiene.

Larva de mosca en aceituna
Larva dentro de aceituna

Medidas preventivas

Debido a que las poblaciones de mosca estan perfectamente adaptadas a nuestras condiciones clímaticas, es muy importante aplicar medidas preventivas que puedan ayudar a mitigar los efectos de la plaga:

  • Conocer el grado de sensibilidad de las diferentes variedades a la picada de la mosca.
  • Recolectar de forma temprana.
  • Regular el riego en verano para controlar el crecimiento de la aceituna y evitar un micro-clima fresco mas favorable a la mosca.
  • Realizar un poda adecuada para conseguir copas aireadas que permitan la correcta distribución de los productos fitosanitarios.
  • Labrar el suelo después de la recolección para disminuir las poblaciones invernantes de la plaga.
  • Evitar, en la medida de lo posible, no dejar aceitunas sin recoger, para reducir los efectos de la generación de otoño y que ademas será el origen de las poblaciones del año siguiente.
  • Establecer vallas verde, para favocecer la presencia y la actuación de enemigos naturales de la mosca.

Si necesita mas información puede ponerse en contacto con nosotros

Nuestros productos:



		
		
			

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *